Futuras relaciones de México con Estados Unidos

Ahora con las elecciones presidenciales de Estados Unidos terminadas luego de varios días de conteo oficial, el candidato demócrata, Joe Biden, quedó en la delantera. Dejó por detrás a Donald Trump atrás, con una diferencia de 74 puntos. Ahora, quedará por saber cuál será la próxima fricción y las futuras relaciones de México con Estados Unidos en base a la nueva presidencia que tendrá el país que comenzará a partir del 20 enero de 2021.

Se puede esperar que una administración de Biden vuelva a colocar las relaciones entre Estados Unidos y México y entre Estados Unidos y Canadá en un marco estratégico para resolver problemas y fortalecer la cooperación a largo plazo.

Esto incluiría la búsqueda de un enfoque más coherente para México y Canadá. Menos impulsado por problemas individuales y compensaciones y más preocupado por lograr avances en una variedad de temas clave, que van desde el comercio hasta la seguridad pública, la competitividad económica y el medio ambiente.

Al más alto nivel, habrá un cambio de tono y actitud, tratando a ambos países vecinos con respeto y buscando forjar un acuerdo sobre un conjunto de objetivos compartidos de manera bilateral, así como en todo el continente. Podemos esperar consultas más regulares entre los líderes y a nivel ministerial.

Es probable que las propuestas estadounidenses de mecanismos bilaterales nuevos o reforzados para lograr y monitorear mejor el progreso en la cooperación y la resolución de problemas. De manera similar, espere un retorno a la preocupación por los problemas en todo el continente que son clave para el futuro de las tres naciones, como se vio anteriormente en las cumbres de los líderes de Estados Unidos, Canadá y México.

El reconocimiento de AMLO por Joe Biden

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, fue cauteloso a la hora de felicitar a un ganador en la carrera presidencial de Estados Unidos. El Primer Ministro de Canadá Justin Trudeaufue uno de los primeros en felicitar a Biden y desde entonces ha llamado para discutir cómo trabajar juntos en COVID-19 y el medio ambiente.

Biden dijo en una entrevista que planea celebrar una reunión anticipada con AMLO para desarrollar una estrategia económica y de seguridad conjunta, y como parte de deshacer las políticas de inmigración de la administración Trump.

Los problemas bilaterales difíciles seguirán existiendo con ambos vecinos de Estados Unidos, pero la retórica y la atmósfera cambiarán para mejor. Podemos esperar más moderación por parte de Estados Unidos en la amenaza de aranceles. Asimismo, una atención renovada para trabajar juntos en asuntos regionales e internacionales.

Los problemas económicos siguen siendo fundamentales.

Durante el segundo mandato del presidente Obama, el vicepresidente Biden supervisó el Diálogo económico de alto nivel entre Estados Unidos y México , un foro que terminó la administración Trump.

Podemos esperar una reactivación de algún foro ministerial más amplio entre Estados Unidos y México para gestionar las relaciones económicas, con el objetivo de mejorar los resultados económicos más allá del comercio.

Este probablemente también sea el caso de Canadá, con la probabilidad de consultas ministeriales y conversaciones a nivel de líderes más frecuentes. También debemos buscar una reactivación de la Cumbre de Líderes de América del Norte , que se reunió por última vez en 2016. Las cumbres sirvieron para identificar temas prioritarios para la colaboración en América del Norte.

Futuras relaciones de México con Estados Unidos

Entre las futuras relaciones de México con Estados Unidos el comercio está muy presente. Se puede esperar que una administración de Biden continúe enfocándose en implementar el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA). Pero, con más énfasis en desarrollar el potencial económico en el acuerdo. Habrá una presión continua para respetar las cuestiones de derechos laborales en México, donde hay un fuerte apoyo de los miembros demócratas del Congreso.

También habrá una pausa en los procesos de disputa durante la transición estadounidense. Y, probablemente una reevaluación por parte del nuevo equipo de los problemas comerciales a tratar.

Un diálogo económico más amplio también podría incentivar al gobierno de México a prestar una mayor atención política. Además, para hacer que México sea más productivo en la economía global moderna. Canadá está bien concentrado en estos temas orientados al futuro.

En este contexto, pudimos ver un nuevo entusiasmo por la coordinación de América del Norte en políticas relacionadas con la tecnología. Como, por ejemplo, la construcción de redes 5G, la inversión en la fuerza laboral, la mejora de la preparación cibernética. Asimismo, la construcción de alta tecnología en la infraestructura transfronteriza y la interconexión de redes de transporte.

Migración

Entre las futuras relaciones de México con Estados Unidos, hay que hablar de la migración. Una administración de Biden enfatizará un enfoque más humanitario para los solicitantes de asilo y los migrantes. Sin embargo, no querrá enfrentarse a una nueva crisis migratoria en la frontera suroeste. Asimismo, probablemente esperará que México maneje responsablemente cualquier flujo migratorio del norte de manera humanitaria.  

Biden ha anunciado planes para un programa plurianual de $4 mil millones para invertir en abordar las causas fundamentales que empujan a los migrantes a abandonar los países del Triángulo Norte de América Central. Esto es consistente con la solicitud original del presidente mexicano de invertir en Centroamérica, que Estados Unidos ignoró. 

La cooperación entre Estados Unidos y México en materia de seguridad pública y delincuencia transfronteriza ha continuado. Pero, con serios altibajos, más recientemente golpeada por el arresto estadounidense del exsecretario de Defensa de México por ayudar a un cartel de la droga. El marco y los procesos para la cooperación en materia de seguridad necesitan una revisión bilateral seria. Sin embargo, el gobierno mexicano se ha resistido a ello.

La cooperación en seguridad pública con México se coordinó desde la Casa Blanca durante la administración Obama. Sospecho que el equipo de Biden apoyará una revisión y buscará un acuerdo sobre nuevos mecanismos de coordinación para impulsar un esfuerzo más efectivo contra los grupos criminales, que causan decenas de miles de muertes al año en ambos lados de la frontera.

Además, la administración de Biden prestará más atención que la administración de Trump a los problemas de corrupción, democracia y derechos humanos en México. Se estará más dispuesta a hablar, especialmente si las críticas sobre estos problemas en México continúan aumentando.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.