Exportaciones de España en 2021: Menos ventas, empleo e inversión

La Cámara de España ha publicado un informe sobre la Encuesta de Perspectivas Empresariales 2021. El dato más relevante es que las exportaciones de España en 2021 crecerán por encima de la media prevista por la zona euro y la Unión Europea. A pesar de ello, las empresas españolas pronostican una mayor caída en el empleo, las ventas y las inversiones.

Los empresarios españoles consideran que el crecimiento en las exportaciones es el resultado de la evolución de sus negocios durante el 2021. Lo anterior debido a un mejor comportamiento esperado de las ventas al exterior. Mientras tanto, los expertos advierten sobre la fragilidad de la economía de España, derivada principalmente del impacto del coronavirus en la sociedad.

Las exportaciones de España en 2021 crecerán un 24.8%

Los datos de la Cámara de España han sido obtenidos de la opinión de más de 58 mil empresas europeas. De este total, 2.274 son empresas españolas, la mayoría de las cuales estiman un alza de las exportaciones de España en 2021 del 24.8%. Este es un porcentaje considerablemente superior al de la media europea de 2.6%.

Exportaciones España 2021

La Encuesta Perspectivas Empresariales 2021, refleja el impacto negativo en las previsiones de las empresas debido a la pandemia. Pero a pesar de que las expectativas de los empresarios españoles se mantienen en terreno negativo, con -1.4 puntos, están por encima de la media europea. De hecho, las expectativas de las empresas españolas son las más positivas de la Unión Europea respecto al crecimiento de las exportaciones.

Sin embargo, en esta encuesta también se han analizado otras variables, incluyendo las ventas, el empleo y las inversiones. En este caso, las empresas españolas tienen expectativas negativas que se sitúan por debajo de la media en Europa. Para el próximo año se espera un incremento en las exportaciones del 24.8%, pero las ventas nacionales caerán un 13% en comparación a la disminución del 7.3% de la media europea.

Lo mismo sucede con la inversión, que en este caso las empresas españolas estiman un descenso del 12.8% en las inversiones, mientras que la media europea estima el 8.9%. En cuanto al empleo, las empresas españolas prevén un descenso del -4.7%, por encima del -3.8% de la media europea.

El índice de confianza empresarial a la baja

Cabe señalar que las perspectivas para 2021 en todas las variables son negativas comparadas con las que se proyectaron en 2020. En cuanto a las ventanas nacionales, se presentó una reducción de más de 26 puntos en comparación con las expectativas de 2020. En el empleo también hubo un retroceso, en este caso de aproximadamente 13 puntos comparado con el dato de 2020. Lo mismo ha sucedido con las inversiones que caen más de 18 puntos.

Únicamente las exportaciones han mantenido un saldo positivo de 2.6 puntos, aunque todavía es inferior al que se registró un año antes de 6 puntos. Por otra parte, la Cámara de Comercio de España ha revelado que el índice de confianza empresarial ha experimentado un descenso en 30.2 puntos.

Pero si bien es una caída significativa, sigue siendo menor al descenso registrado en 2009 cuando la crisis financiera provocó que dicho índice cayera 41 puntos. Lo anterior teniendo en cuenta que el retroceso del PIB ha sido más intenso en este año. Esto es consecuencia de la evolución esperada del empleo, que ciertamente no ha experimentado caídas tan intensas como las registradas durante la crisis.

Incluso, la Cámara de España destaca que las regulaciones en el mercado laboral, la introducción de los ERTE, así como el teletrabajo y el compromiso de las empresas con sus empleados, han hecho posible que esta reducción en el índice de confianza no sea tan grave como se esperaba.

Expectativas de la actividad empresarial en 2021

En este tema las empresas españolas estiman que las condiciones más importantes que pueden influir sobre la actividad empresarial en 2021 son los costes laborales. Además de esto, casi el 60% de las empresas encuestadas también consideran que los pagos relacionados con la deuda acumulada por la pandemia, también podrían actuar en contra de la actividad empresarial el próximo año.

De hecho, el 25.4% de las empresas encuestadas han mostrado su preocupación por dichas amortizaciones. A esto hay que sumar los precios de las materias primas y la energía, el cada vez menos personal cualificado, así como la interrupción de las cadenas de suministros.

Adicionalmente también puede afectar la actividad empresarial, las condiciones de financiación y las consecuencias del Brexit. De hecho, estas dos condiciones, junto con la escasez de personal cualificado, son los factores que más preocupan a los empresarios europeos, más no así a las empresas españolas.

En general, las expectativas europeas respecto a la marcha de los negocios el próximo año, son negativas en todas las variables. Incluso son menos favorables que las registradas en 2019. Por lo tanto, únicamente el sector de las exportaciones de España es el que muestra señales positivas.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.