¿Qué está pasando en China y cuál es la crisis de deuda Evergrande 2021?

China Evergrande, fue alguna vez el segundo desarrollador inmobiliario más grande del país. Sin embargo, ahora es una empresa que se está ahogando en sus deudas. Estaremos hablando a lo largo de este post qué está pasando en China y cuál es la crisis de deuda Evergrande, el gigante inmobiliario chino que se encuentra actualmente bajo una “tremenda presión”.

Evergrande fue fundada por el empresario Hui Ka Yan en 1996 en Guangzhou, sur de China. Anteriormente se conocía como Hengda Group. Distribuido en 280 ciudades de China, el grupo inmobiliario posee más de 1,300 proyectos. El Grupo Evergrande más amplio se ocupa de la gestión de patrimonios, la fabricación de automóviles eléctricos y la fabricación de alimentos y bebidas.

Asimismo, la empresa es uno de los desarrolladores inmobiliarios más grandes de China, la cual está ahora luchando para evitar un incumplimiento de pago de decenas de miles de millones de dólares de deuda, lo que genera temores de una posible onda de choque más amplia para el sistema financiero.

Con esta noticia saliendo a la luz, el mercado de valores mundial se ha puesto en alerta máxima. Sin embargo, los reguladores chinos aún tienen que decir qué podrían hacer con el Grupo Evergrande. Los expertos esperan que Pekín intervenga si Evergrande y los prestamistas no pueden ponerse de acuerdo sobre cómo manejar sus deudas. Pero se espera que cualquier resolución oficial implique pérdidas para los bancos y los bonistas.

En la actualidad, Evergrande es el desarrollador inmobiliario más endeudado del mundo y el para mañana jueves debe pagar intereses de 84 millones de dólares sobre sus bonos.

Qué está pasando en China y cuál es la crisis de deuda Evergrande

Crisis de deuda de Evergrande

El sentimiento global es que Evergrande no puede pagar las obligaciones de la deuda esta semana que es parte de $ 300 mil millones en pasivos. Algunos inversores creen que el grupo podría convertirse en el momento Lehman de China, refiriéndose al colapso del banco inversor estadounidense Lehman Brothers en 2008, que provocó una crisis financiera mundial.

Sin embargo, el riesgo de consecuencias financieras más amplias es bajo. Si la empresa no puede pagar sus deudas, habrá temblores en los mercados financieros externos, pero será temporal.

Evergrande tiene $ 18 mil millones en bonos en moneda extranjera pendientes, pero la mayor parte ha estado en manos de bancos chinos. En caso de incumplimiento, el sistema bancario de China puede absorberlo, ya que tiene una ganancia anual de 1,9 billones de yuanes y reservas de 5,4 billones de yuanes contra préstamos incobrables.

El peor impacto a corto plazo de Evergrande sería que provocaría un dominó de fracasos a medida que las finanzas huyen de otras compañías inmobiliarias chinas, los precios de la vivienda y la tierra se desploman, y los ahorradores chinos encuentran que los apartamentos vacíos en los que invirtieron valen menos de lo que pagaron.

Los proveedores de hormigón, acero, alambre, tuberías y otros materiales de construcción colapsarían y el desempleo se dispararía. El impacto global comenzaría con los países que proporcionan el carbón, el mineral de hierro y otros productos básicos que China necesita, como Australia y Brasil, pero no se detendría allí.

Los inversores están preocupados por la situación

Los inversionistas que han realizado pagos están un poco preocupados por la situación. Se han invertido en alrededor 1,5 millones de propiedades desde diciembre del año pasado. Los compradores están con los nervios de punta dudando si podrán recuperar su dinero o no.

Evergrande cayó en la bolsa de valores de Shanghai con más del 30% el lunes pasado y por esta razón se ha detenido la negociación del bono para mayo de 2023.

Si Evergrande finalmente fracasa, sería una señal importante de problemas para el endeudado sector inmobiliario de China y podría ser el primero de una ola de quiebras.

La escasez de efectivo en Evergrande coincide con una desaceleración generalizada en el mercado inmobiliario de China, exacerbada por tasas hipotecarias más altas y reglas más estrictas para los prestatarios. Los reguladores han tomado medidas enérgicas contra lo que ven como un mercado inmobiliario sobrecalentado, con reglas introducidas el año pasado para limitar los préstamos en el sector inmobiliario.

Si Evergrande no puede pagar sus deudas, los prestamistas de la empresa, incluidos algunos de los bancos más grandes de China, se verán presionados. Eso, a su vez, podría dificultar el acceso a los fondos a las empresas que necesitan pedir dinero prestado a los bancos y los mercados de bonos.

Si esto sucede, marcaría el origen de una crisis financiera en la segunda economía más grande del mundo y podría causar una mayor inestabilidad a nivel internacional.

¿Qué está haciendo la empresa para poder salvarse?

Evergrande ha emitido un mensaje a la bolsa de valores de Hong Kong comunicando que han contratado a otros financieros para así tener varias cartas bajo la manga y así aliviar la crisis de la liquidez.

El mensaje advirtió que no había garantía de que la empresa inmobiliaria cumpliera con sus obligaciones financieras.

La firma culpó a los «continuos informes negativos de los medios» de dañar las ventas en el período crucial de septiembre, «lo que resultó en el continuo deterioro de la recaudación de efectivo por parte del grupo, lo que a su vez ejercería una tremenda presión sobre el […] flujo de caja y la liquidez».

Incluso los descuentos inmobiliarios de hasta un cuarto de descuento y la venta de participaciones en algunos de sus activos de gran alcance no han detenido una caída del 29% en las ganancias durante la primera mitad del año.

¿Qué hará China?

Queda por ver cómo reaccionará China. Una posibilidad es que Pekín rescatará a Evergrande de alguna forma, pero también podría permitir que el grupo colapse.

La semana pasada, el editor del principal periódico estatal del país dijo que Evergrande no debería esperar un rescate del gobierno bajo el supuesto de que es «demasiado grande para fracasar», informó Reuters. Algunos analistas lo ven como una cuestión de cuándo, no si, China intervendrá.

Y aunque las autoridades chinas pueden permitir una crisis temporal en las condiciones financieras, en última instancia intervendrán para estabilizar los mercados internos en caso de un incumplimiento a gran escala, dijo la semana pasada un informe del grupo de investigación Capital Economics.

El banco central chino ya se ha movido para evitar una crisis de liquidez, inyectando 90 mil millones de yuanes ($ 14 mil millones) en el sistema bancario del país el viernes pasado, según Bloomberg.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.