Cómo ahorrar en el alquiler

Todos nosotros necesitamos un lugar para vivir, pero no todos nosotros podemos permitirnos tener una casa en propiedad. Si tú eres uno de ellos, y quieres independizarte de la casa de tus padres, la mejor opción para ti es el alquiler. Pero, si piensas que solamente puedes ahorrar en la cesta de la compra, te equivocas, también puedes ahorrar en el alquiler de tu nueva vivienda. ¿Cómo se ahorra?

Numerosos particulares e inmobiliarias ponen en alquiler diferentes propiedades, por las cuales tú tendrás que pagar una cuota mensual para vivir en ellas. Sin embargo, los precios de la vivienda cada vez son más altos, y siempre viene bien poder ahorrar un poco de dinero. En este artículo te contamos cómo puedes ahorrar en el alquiler de tu vivienda, para que así puedas invertir ese dinero en lo que más te apetezca. Si quieres conocer todos los consejos y trucos que tenemos para ti, ¡sigue leyendo!

Ahorrar en el alquiler de tu vivienda

Si estás pensando pasar al alquiler, debemos decirte que este tipo de ahorro es más complicado que otras ocasiones. Al fin y al cabo, los precios del alquiler los marca cada propietario, y suele ser bastante rígido. Pero es posible ahorrar si sigues todos nuestros consejos al pie de la letra, no debes preocuparte de eso.

También cabe mencionar que es mucho más sencillo ahorrar en los alquileres propuestos directamente por un particular. Como él es la persona que marca el precio de manera individual, podrás recurrir a nuestros consejos para lograr un descenso en el alquiler que te permita ahorrar. Pero también hay trucos que se pueden aplicar con las inmobiliarias, por si tu futura vivienda es gestionada por una de ellas.

Utiliza la negociación

El alquiler, a fin de cuentas, no deja de ser una relación entre inquilino y casero, por lo que intenta dialogar con él para ofrecerle diferentes condiciones. Las personas que arriendan sus propiedades están deseando que les produzca beneficios, por lo que, en la mayoría de las ocasiones, estarán dispuestos a negociar su precio inicial, siempre que las ofertas sean algo proporcionado y razonable.

Para poder negociar con tu futuro casero, es importante que pienses como pensaría él: demuestra que eres una persona solvente y no dejarás de pagar, ofrece realizar el mantenimiento y futuros arreglos de la vivienda a cambio de una rebaja en el alquiler… Cuantos menos «problemas» des a tu casero, más dispuesto estará a negociar.

Elige bien la zona

Puede que, en tu mente, tengas ya pensada la casa de tus sueños: un barrio amplio y tranquilo, con grandes comodidades, facilidad para el aparcamiento… Pero no siempre nos lo podemos permitir, sobre todo en las grandes ciudades. Dependiendo de la zona, el alquiler puede tener una gran diferencia de precios.

Investiga sobre los precios de cada zona, y los servicios que tengas en cada una de ellas (colegios, supermercados, centros de salud…). Puede que varias zonas cuenten con servicios muy similares, pero haya una gran diferencia de precio entre unas y otras, aunque solo estén a 10 minutos de distancia. Las zonas céntricas de la ciudad suelen ser las más caras, porque toda la actividad de la población se desarrolla en torno a ellas. Es probable que viviendo en el centro tengas 5 supermercados a 5 minutos de casa, dos colegios, y el centro de salud, pero te suponga un aumento de 200€ en el alquiler.

Ahorrar en el alquiler calculando tu presupuesto

Para poder ahorrar con cualquier alquiler, también es importante tener claro cuánto dinero puedes gastar. Para ello, es importante que revises tus ingresos, y también tus gastos imprescindibles. Es probable que quieras una casa con todas las comodidades posibles, y de las más modernas, pero si tienes un sueldo de media jornada, toda tu nómina se irá en el alquiler de la casa, y seguro que no solo cuentas con ese gasto.

Plantea un rango de precios que puedes pagar, y busca viviendas que cumplan con este precio. Si miras viviendas más caras solamente por mirar, puede que encuentres el piso de tus sueños, pero que no puedas pagarlo, y te desanimes en tu búsqueda. Además, recuerda que las viviendas en alquiler pueden modificarse y adaptarse a tu gusto, siempre y cuando se lo plantees al casero. Seguro que si le propones pintar la casa, accede sin problemas.

Busca alquileres con gastos incluidos

En algunas viviendas, se plantea un precio un poco más elevado, pero que incluye un gasto fijo, como puede ser la tarifa de calefacción y gas. Gracias a esto, aunque el alquiler sea un poco más caro, podrás olvidarte de ciertos gastos de la casa nada más pagar la renta a inicio de mes.

O también existen alquileres que incluyen una plaza de garaje, o un trastero, en el precio, y aunque sea un poco más caro de lo que habías planteado, te ofrece nuevas ventajas.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.