Semáforo rojo en la CDMX nuevamente

El semáforo rojo en la CDMX y en el Estado de México vuelve a encenderse nuevamente el 18 de diciembre. Los hospitales volvieron a llenarse a un 75% relacionado al Covid-19.  

La alcaldesa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaumha estaba evitando dirigir un cierre por coronavirus, en lugar de alentar a los residentes a permanecer adentro de sus casas, ya que la ciudad estableció un récord de ocupación de camas de hospital todos los días hace unas semanas semana, informó Bloomberg News el jueves.

Las hospitalizaciones se han elevado por encima de sus niveles desde el primer trimestre de la pandemia en la ciudad. Antes de esa semana, se registró un récord de 4.553 hospitalizaciones el 22 de mayo, que se rompió nuevamente el 12 de diciembre. La ciudad reportó 4.834 camas de hospital en uso el martes.

Se produciría un cierre automático si Sheinbaum trasladara la ciudad a una zona roja desde una zona naranja. Pero las zonas están determinadas en parte por el porcentaje de camas de hospital ocupadas. Lo que llevó a la ciudad a agregar 260 camas más para retrasar el cierre.

Algunos expertos sospechan que Sheinbaum está apaciguando al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien anteriormente ha argumentado que debe mantener la economía en funcionamiento en medio de la pandemia.

«Estamos haciendo todo lo posible para evitar volver a la dolorosa situación de cerrar», dijo Sheinbaum el martes.

Cuando se le preguntó si estaba siguiendo las instrucciones de López Obrador de mantener abierta la ciudad, Sheinbaum respondió: “La ciudad toma sus propias decisiones. Esta época del año es muy importante en términos económicos para el bienestar de muchas familias”, según Bloomberg News.

¿Por qué se retrasó el cierre?

La alcaldesa había anunció que la ciudad estaba realizando 20,000 pruebas rápidas todos los días con la esperanza de identificar los casos más rápido.

El gobierno dio un mensaje muy confuso antes del cierre “¿Es naranja? ¿Es rojo? Pueden salir, pero es mejor quedarse en casa” Lo cual llevó a que los ciudadanos de la CDMX tomaran malas decisiones y siguieran saliendo.

Todo fue a causa para evitar hacerle más daño a la economía mexicana. Sobre todo porque se acercan las Navidades. Los trabajadores han recibido sus aguinaldos y empezaba a haber un gran movimiento económico positivo dentro de la economía de la ciudad.

De nuevo, se han cerrado cines, restaurantes, cafeterías, plazas de centros comerciales, actividades culturales, gimnasios. Asimismo, salones de belleza, peluquerías, clubes deportivos, teatros, tiendas departamentales, bares, clubes nocturnos etc. Se prohiben las actividades no esenciales dentro de dichos establecimientos regresando a un bloqueo parcial hasta el 11 de enero. Únicamente permanecen abiertos los restaurantes y cafeterías donde haya servicio de comida para llevar, mientras que los hoteles pueden operar al 30% de su capacidad.

Justamente donde se acercaba una buena fecha para que la economía de la ciudad pudiera tener un buen flujo, se prende el semáforo rojo en la CDMX nuevamente.

Se afectará la economía de nuevo

El bienestar financiero de una gran cantidad de personas se verá afectado ya que una amplia gama de negocios. Muchos de los cuales ya están luchando debido a la recesión económica impulsada por el coronavirus, se ven obligados a cerrar durante los próximos 23 días a causa del semáforo rojo en la CDMX.

La vasta fuerza laboral de la economía informal, entre los que se encuentran los vendedores ambulantes que normalmente verían aumentar sus ventas en los días previos a Navidad, también sufrirá un gran impacto financiero a medida que las personas escuchen los llamamientos del gobierno para quedarse en casa.

Los negocios y servicios que pueden continuar operando normalmente incluyen supermercados, mercados, farmacias, oficinas de correos, panaderías, tortilleras, pequeñas tiendas de abarrotes, tiendas de conveniencia, bancos, lavanderías, tintorerías, servicios de salud, incluyendo estaciones de prueba Covid-19, transporte público, funerarias, mudanzas y talleres mecanicos.

El transporte, la manufactura, la minería, la construcción y las telecomunicaciones también se consideran esenciales, al igual que una gama de servicios gubernamentales relacionados con la seguridad, el agua y la infraestructura.

Como resultado de las restricciones, es seguro que las calles de la capital y el área metropolitana del estado de México circundante que se han agitado en las últimas semanas a medida que se acercaba el período de vacaciones de fin de año serán mucho más tranquilas.

El cierre forzoso durante las próximas tres semanas es un gran golpe para las empresas que esperaban recuperar algunas de sus pérdidas de 2020 en la última semana antes de Navidad.

Ayuda para los ciudadanos

La alcaldesa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha prometido que el gobierno brindará apoyo financiero a las personas afectadas por la suspensión de tres semanas de actividades económicas no esenciales entre el sábado y el 10 de enero.

“Habrá apoyo económico para estos tiempos difíciles que anunciaremos en los próximos días”, dijo Sheinbaum en un mensaje de video en las redes sociales. Esto fue pocas horas después de que las autoridades federales y estatales anunciaran que la Ciudad de México y el estado de México estaban retrocediendo al máximo “riesgo” el semáforo en rojo de coronavirus del gobierno federal debido a un aumento en el número de casos y hospitalizaciones.

El bienestar financiero de una gran cantidad de personas se verá afectado ya que una amplia gama de negocios. Muchos de los cuales ya están luchando debido a la recesión económica impulsada por el coronavirus, se ven obligados a cerrar durante los próximos 23 días.

Actualmente, dos estados de México son rojos, Baja California y Zacatecas, mientras que la mayoría del resto se considera naranja. México ha confirmado 115,769 muertes por COVID-19, la cuarta mayor cantidad de cualquier país. Y, más de 1.2 millones de casos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

La Ciudad de México sigue siendo el epicentro, con alrededor del 20 por ciento de todos los casos de México y alrededor de 19,000 muertes. Mientras continúa la temporada de compras navideñas, varios residentes de la ciudad esperan en filas alrededor de la cuadra para llenar los tanques de oxígeno para sus seres queridos. Mientras que el semáforo rojo en la CDMX puede ser un problema grave nuevamente para la economía.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.