Los precios de los alimentos suben por quinto mes consecutivo

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas. Los precios de los alimentos a nivel mundial. Subieron por quinto mes consecutivo en octubre. En base a esto, se considera que los precios se han recuperado por completo del impacto de la pandemia.

El índice de precios de alimentos de la ONU, a través de su Agencia para Agricultura y la Alimentación. Se encarga de medir cada mes, todos los cambios en la canasta de cereales, productos lácteos, azúcar, carne y semillas oleaginosas. 

Se trata de un aspecto importante a destacar. Sobre todo considerando las economías más afectadas por covid-19. Tampoco hay que olvidar que la recuperación de la economía global en 2021 será lenta y desigual.

¿Por qué están aumentando los precios de los alimentos?

Esta Agencia de Alimentos de las Naciones Unidas, ha indicado que los precios mundiales de los alimentos subieron en octubre. Esto significa el quinto mes consecutivo con incrementos.

Los precios de los alimentos suben

Para la agencia, esto indica que los precios se han recuperado por completo. Después del impacto ocasionado por la pandemia de covid-19 en el mundo. Como resultado, la mayoría de los sectores industriales han experimentado ganancias.

El índice de precios de los alimentos, del que hablábamos anteriormente. Tuvo una media de 100.9 puntos durante el mes de octubre. Es el más alto puntaje desde el mes de enero, y frente septiembre (97.8), supone también un incremento.

Los precios de los cereales en aumento

El informe de la Agencia para la Agricultura y la Alimentación, con sede en Roma. También ha revelado que las cosechas de cereales a nivel mundial, se encaminaban a un récord anual en 2020.

Lo anterior no obstante que previamente había pronosticado un ligero descenso. Cabe mencionar que el índice de precios de cereales de la agencia, se incrementó un 7.2% durante octubre, en comparación con el mes de septiembre.

Por su parte, los precios de exportación del trigo, también experimentaron un incremento. Esto a pesar de la contracción de los suministros. Al mismo tiempo, el maíz superó los máximos de 6 años.

El motivo de ello se relaciona por la fuerte demanda de China. En cuanto a los precios del sorgo y la cebada. También presentaron incrementos, en tanto que el arroz alcanzó mínimos de siete mes.

Otros alimentos importantes también subieron

La media de precios del azúcar también subió un 7.6% desde el mes de septiembre. En lo que va del año, los precios del azúcar se han incrementado en un 9.3%. La razón tiene que ver principalmente por los pronósticos de una menor producción de azúcar en Brasil y la India.

En el caso de los lácteos, los precios incrementaron un 2.2% durante el mes de octubre. Como resultado, todos los productos derivados en la industria láctea, presentaron ganancias, principalmente el queso.

Respecto a los precios del aceite vegetal, el incremento fue del 1.8% intermensual. El aumento fue consecuencia en gran parte, a las cotizaciones más sólidas del aceite de soja y palma.

No sucedió lo mismo con el aceite de colza, que de hecho mostró una fuerte caída. Lo anterior debido a la incertidumbre en cuanto a la demanda en la Unión Europea. Por su parte, los precios de la carne bajaron 0.5%, siendo esta su novena caída mensual desde enero.

La carne de cerdo sigue a la baja, debido a la decisión de China de bloquear las importaciones de Alemania, tras detectar un brote de peste porcina africana en ese país.

¿Cómo afecta a los más vulnerables la subida en los precios de los alimentos?

Si bien los países están comenzando a acumular existencias. Las personas también lo hacen acumulando productos básicos mientras permanecen en confinamiento. Sobre todo dejando vacíos los estantes de las tiendas de comestibles.

No obstante la estabilidad en los precios de los alimentos a nivel mundial. Una gran cantidad de países han experimentado variaciones en la inflación a nivel consumidor. Dicho incremento en los precios, tiene un impacto más significativo en los segmentos más vulnerables.

Esto se debe a que las personas están gastando gran parte de sus ingresos en la compra de alimentos. Si a esto le sumamos el desempleo, se hace evidente la dificultad para comprar los comestibles.

Además, la llegada del invierno significa que en muchos hogares se deberá decidir entre mantener la calefacción encendida, o alimentar a la familia. También hay que decir que debido al cierre de las escuelas. Millones de niños, y de hecho, muchas familias, han perdido el acceso a los programas de alimentos gratuitos.

Se calcula, que solo en los Estados Unidos. Alrededor de 35 millones de personas padecen hambre. Incluso, la inseguridad alimentaria en familias con niños, se ha triplicado hasta alcanzar el 29.5%.

De hecho, el Programa Mundial de Alimentos de la ONU. También ha advertido que 130 millones de personas en el mundo, podrían padecer de inseguridad alimentaria hacia finales de 2020.

Lo que es más grave, es que antes de la pandemia, ya había más 135 millones de personas que padecían de inseguridad alimentaria

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.