La inflación en Alemania alcanzó la cifra más alta desde el año 2008

La inflación en Alemania alcanzó la cifra más alta este mes de julio desde el 2008, principalmente, se debe al efecto base el cual fue revelado por los datos flash de Destatis. Datos oficiales separados mostraron que el desempleo disminuyó más de lo esperado en julio, ya que los empleadores contrataron más personal luego de la flexibilización de las restricciones de COVID-19.

La inflación basada en el índice armonizado de precios al consumidor, que está destinado a la comparación con la UE, avanzó a 3,1 por ciento desde 2,1 por ciento en junio. Este fue el más alto desde 2008 y muy por encima del pronóstico de los economistas de 2.9 por ciento.

La inflación armonizada se ha mantenido por encima del 2 por ciento desde abril de 2021. El 8 de julio, el Banco Central Europeo adoptó una meta de inflación simétrica del 2 por ciento que permitirá un rebasamiento temporal de la inflación.

La inflación de los precios al consumidor se aceleró a 3.8 por ciento en julio desde 2.3 por ciento en junio. Los economistas habían pronosticado que la tasa aumentaría moderadamente hasta el 3,3 por ciento.

La última vez que la inflación en la principal economía europea subió fue en diciembre de 1993 (4,3 por ciento).

La agencia federal de estadísticas Destatis culpó del aumento interanual de la inflación en julio principalmente a los precios más altos de la energía y al efecto base total de un recorte de impuestos a las ventas de seis meses en 2020 que aparece en los datos por primera vez.

El recorte en el impuesto al valor agregado (IVA) fue introducido por el gobierno de la canciller Angela Merkel para ayudar a mitigar el impacto de los cierres por coronavirus.

La inflación en Alemania alcanzó la cifra más alta desde el año 2008

Causas de la inflación en Alemania

El aumento de la inflación se debió a un efecto base, ya que las tasas del impuesto al valor agregado se redujeron temporalmente en julio de 2020 debido a la crisis del coronavirus.

Los precios al productor más altos debido a las interrupciones de la cadena de suministro, los precios más altos de las materias primas y la reapertura gradual de la economía están afectando los precios al consumidor, dijo Carsten Brzeski, economista de ING. Junto con la reversión de la tasa del IVA alemán, la inflación general podría incluso superar el 4 por ciento hacia finales de año.

Ralph Solveen, economista de Commerzbank, dijo que a principios del próximo año la tasa de inflación volverá a caer, al menos debido a la eliminación del efecto IVA.

Solveen espera que los problemas en las cadenas de suministro se superen gradualmente hacia el cambio de año y que la demanda se normalice. Esto también debería frenar el aumento de los precios de los bienes.

Sobre una base mensual, los precios al consumidor crecieron 0.9 por ciento, mucho más rápido que la tasa esperada de 0.5 por ciento. Los resultados finales de julio se publicarán el 11 de agosto.

Mes a mes, el IAPC ganó un 0,5 por ciento, en línea con las expectativas, pero por encima de un aumento del 0,4 por ciento en junio.

Precios al consumidor

Los precios al consumidor alemanes se aceleraron a un ritmo más rápido de lo esperado de 3.8 por ciento en julio, según mostraron los datos preliminares el jueves, rompiendo la marca del tres por ciento por primera vez desde 2008.

La última vez que la inflación en la principal economía europea subió fue en diciembre de 1993 (4,3 por ciento).

La agencia federal de estadísticas Destatis culpó del aumento interanual de la inflación en julio principalmente a los precios más altos de la energía y al efecto base total de un recorte de impuestos a las ventas de seis meses en 2020 que aparece en los datos por primera vez.

El recorte del IVA fue introducido por el gobierno de la canciller Angela Merkel para ayudar a mitigar el impacto de los cierres por coronavirus.

Los analistas esperaban un salto ligeramente menor en la cifra de julio, pero los precios al consumidor en todo el mundo han aumentado de manera constante en los últimos meses, impulsados ​​por efectos únicos vinculados a la pandemia.

El Banco Central Europeo elevó recientemente su objetivo de inflación al dos por ciento y dijo que toleraría un exceso o defecto temporal del objetivo antes de intervenir.

La institución de Frankfurt cree que las recientes subidas de precios son transitorias, impulsadas por la demanda posterior al cierre y los cuellos de botella de la cadena de suministro a medida que la recuperación económica de la pandemia se acelera.

Sin embargo, la creciente inflación alemana avivará el debate sobre cuándo el BCE debería comenzar a eliminar parte de su vasto estímulo para la región del euro.

Nuevos datos de desempleo

En otros lugares, el número de personas sin trabajo disminuyó en 91.000 desde junio, cuando se redujo en 39.000, informó el jueves la Agencia Federal del Trabajo. Los economistas habían pronosticado una caída moderada de 28.000.

La tasa de desempleo cayó al 5,7 por ciento en julio desde el 5,9 por ciento de junio. Se pronostica que la tasa caerá marginalmente al 5,8 por ciento.

La situación en el mercado laboral continúa mejorando, dijo el director ejecutivo de la Agencia Federal de Empleo, Detlef Scheele.

El desempleo y el subempleo continuaron cayendo drásticamente a pesar del comienzo de las vacaciones de verano, señaló Scheele. El crecimiento del empleo continúa y las empresas buscan cada vez más personal nuevo.

¿Qué pasará a fines de año?

Muchos analistas esperan que la inflación suba aún más en los próximos meses.

«Próxima parada: 4 por ciento», escribió Carsten Brzeski, economista del banco ING.

El director del banco central Bundesbank de Alemania, Jens Weidmann, dijo recientemente que veía un crecimiento de los precios al consumidor dirigiéndose hacia el 5 por ciento antes de fin de año.

Alemania es tradicionalmente cautelosa con la inflación por razones históricas. La hiperinflación extrema a principios de la década de 1920 devastó la economía y alimentó la inestabilidad política en la naciente República de Weimar que precedió al gobierno nazi.

Alemania ha sido uno de los críticos acérrimos de la política monetaria ultra laxa del BCE.

En Estados Unidos, donde la inflación ha aumentado muy por encima de la meta del 2 por ciento, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo el miércoles que la inflación podría «resultar más alta y persistente de lo que esperamos».

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.