El impuesto digital a las grandes empresas tecnológicas causa polémica

La forma en que los países gravan a la Big Tech ha comenzado a generar polémica a nivel internacional. El llamado impuesto digital a las grandes empresas tecnológicas como Facebook, Amazon, y Google, representa un desafío para el nuevo gobierno de Joe Biden.

En la actualidad se ha establecido un plazo de mediados de año, para llegar a un acuerdo global sobre el impuesto digital. Dicho acuerdo permitirá desactivar las disputas comerciales con Francia y otros países que están imponiendo impuestos digitales que Estados Unidos considera discriminatorios.

El acuerdo sobre el impuesto digital a la Big Tech

Todo comenzó cuando Francia impuso un impuesto del 3% a los ingresos digitales de las grandes empresas tecnológicas, conocidas normalmente como Big Tech. Dicho impuesto fue aplicado de manera individualista a las empresas tecnológicas estadounidenses. Sin embargo, Francia ha dicho que retirará el impuesto digital si se llega a un acuerdo internacional.

El impuesto digital que afecta a las empresas tecnológicas

Este acuerdo se negocia actualmente en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Dicha organización, con sede en París, esta formada por las 38 economías más avanzadas del mundo.

Sin embargo, para muchos analistas y funcionarios, el tiempo es un factor en contra. Manal Corwin, Director de impuestos de una firma de servicios profesionales, ha mencionado que los impuestos digitales amenazan con desencadenar una guerra comercial. Lo anterior debido a que dichos impuestos se multiplican al no haber una regulación por parte de la OCDE.

Para Estados Unidos el impuesto digital es injusto

Como era de esperarse, los funcionarios de comercio de los Estados Unidos, consideran que el impuesto digital unilateral es injusto. Incluso han llegado al punto de amenazar con represalias comerciales contra los productos francés, aunque de momento no han impuesto sanciones.

Recientemente, funcionarios comerciales de más de 130 países, sostuvieron una reunión online. El objetivo era reanudar las negociaciones sobre cuál sería la mejor manera de que las multinacionales no eludan los impuestos. Esto debido a que sus actividades y ganancias cambian en diferentes países.

El debate se ha centrado en cómo gravar correctamente a las grandes empresas tecnológicas. Es decir, empresas de la Big Tech que no pueden tener presencia física en el territorio de un país. Estas empresas sin embargo, realizan muchos negocios digitales como la publicidad online, la venta de datos, motores de búsqueda, o plataformas sociales.

Las negociaciones actuales tienen que ver sobre cómo asignar parte de los ingresos de una empresa, al país donde se usan sus servicios. Lo anterior para que los gobiernos puedan beneficiarse de los impuestos. Esta reunión también tendría como objetivo en qué punto se encuentran las negociaciones, por lo que no se espera que surja una decisión final.

La importancia de alcanzar un acuerdo sobre el impuesto digital

Para Angel Gurría, Secretario General de la OCDE, es crucial alcanzar un acuerdo sobre el impuesto digital a la Big Tech a mediados de 2021. Gurría también reveló que más de 40 países alrededor del mundo, ya consideran aplicar impuestos digitales de manera unilateral. De hacerlo, se convertirá la tensión fiscal en una tensión comercial, muy probablemente en una guerra comercial.

También hay que decir que la pandemia de coronavirus ha jugado a favor del impuesto digital. Es decir, la pandemia ha acelerado la digitalización a través del trabajo desde casa, y el confinamiento. En muchos casos, estas dos situaciones han generado importantes beneficios para las empresas digitales.

Por el contrario, los presupuestos de los gobiernos se han visto afectados por el gasto adicional, así como por la reducción de los ingresos fiscales. La mayoría de los países involucrados apuestan por un acuerdo internacional en lugar de medidas unilaterales sin control. A pesar de ello, no se ha llegado a un acuerdo en varias áreas clave.

Muchos funcionarios se preguntan si las empresas de tecnología deben separarse de las empresas convencionales. Esto porque las tecnologías digitales se están extendiendo por toda la economía global.

Sin embargo, Estados Unidos ha presionado al respecto, por lo cual en las negociaciones se han incluido otro tipos tipos de negocios orientados al consumidor. Estos son los tipos de negocios que igualmente obtienen ganancias a través de las fronteras, como el caso de las marcas de lujo.

¿Qué dice Google, Facebook y Amazon al respecto?

Obviamente Google y Facebook son dos de las grandes empresas tecnológicas que se ven afectadas por el impuesto digital. Ante esto, Karan Bhatia, Vicepresidente de asuntos gubernamentales y políticos de Google, expresó que la necesidad de actualizar el sistema fiscal internacional no debe limitarse a las empresas tecnológicas.

Para Bhatia, caso todas las empresas multinacionales utilizan datos, ordenadores, así como la conexión a Internet para potenciar sus productos y servicios. También ha dicho que Google apoya el trabajo de la OCDE, pero se opone firmemente a los impuestos digitales unilaterales discriminatorios.

Por su parte, Mark Zuckerberg, presidente de Facebook, ha dicho que su compañía desea que las negociaciones de la OCDE tengan éxito, ya que de esa forma se tendrá un sistema estable y confiable en el futuro. En el caso de Amazon, también expresó su apoyo a la OCDE, e igualmente pidió un acuerdo internacional que establezca límites a las medidas unilaterales.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.