Vending en España: Efectos de la COVID-19 en las máquinas expendedoras

La epidemia por coronavirus ha impactado la economía española en muchos sectores. Con gran parte de la población en casa, las oficinas y empresas operan con muy poco personal. Para el vending en España, esto se ha traducido en grandes pérdidas.

Adicionalmente, los viajes nacionales e internacionales se han reducido. Por lo tanto, las estaciones de trenes y los aeropuertos tienen muy poco tráfico de viajeros.

Como resultado, la mayoría de estos sitios donde usualmente hay máquinas expendedoras. Han presentado una disminución en cuanto a la presencia de personas.

El impacto de la covid-19 en los negocios de vending en España

Como se indicaba, en muchos de estos entornos generalmente hay máquinas de vending. Las personas suelen comprar café, snacks, bebidas frías, etc. Sin embargo, las medidas de confinamiento. Incluso los trabajos desde casa, han provocado una menor demanda.

Hasta la fecha se calcula que las empresas de vending encargadas de gestionar las máquinas expendedoras. Han experimentado pérdidas cercanas a un tercio de su facturación.

Pero las pérdidas pueden incrementarse aún más debido a las nuevas restricciones como consecuencia de los rebrotes. Incluso algunos empresarios no creen que el sector pueda salir de la crisis.

Principalmente por los expedientes de empleo temporales y definitivos. También por el incremento del trabajo a distancia, y la menor movilidad que se prevé para los próximos meses.

Únicamente 70% del vending en España funciona con normalidad

De acuerdo con lo estimado por José Gainzarain. Director general de Delika, una de las principales empresas de vending en España. En la actualidad solamente el 70% de los negocios de máquinas expendedoras funcionan con normalidad.

El impacto de la covid-19 en el vending en España

Este porcentaje contrasta con el 2% que se experimentó en abril. Incluso entre los meses de abril y mayo, la caída en las ventas en máquinas expendedoras fue del 80%. Por su parte, la venta automática también ha presentado una grave reducción.

Según lo dicho por Yolanda Carabante, gerente de Aneda, la reducción de la venta automática ha sido de alrededor del 40%. Para poner en perspectiva todo esto, en 2019, la facturación del vending en España fue de 1.430 millones de euros.

El vending público vs el vending cautivo

También es importante destacar que las pérdidas del vending en España ha sido desigual. Es decir, el sector de máquinas expendedoras se divide en vending público y vending cautivo.

El vending público corresponde a todas las máquinas expendedoras que se colocan en universidades, aeropuertos, estaciones de metros, hospitales, etc. Por su parte, el vending cautivo se limita a las máquinas vending colocadas dentro de oficinas o empresas.

Durante la etapa de confinamiento, el vending público experimentó una actividad reducida. Dicho segmento que usualmente entrega un 58% de las ventas, actualmente no supera el 30%.

Antes de la pandemia, las máquinas de vending en estaciones de tren o aeropuertos, representaban un tercio del negocio. Pero hoy en día no superan el 6%. Por su parte, el vending cautivo, afectado por teletrabajo y las medidas de restricción solo llega al 12%.

Los negocios de vending no son los únicos afectados

Pero la crisis por la pandemia de coronavirus no solo ha afectado a los negocios de vending. Las empresas que proporcionan a las máquinas los alimentos, bebidas, snacks, etc., también han sufrido fuertes pérdidas.

Según explica José Luis Santury, Director de Operaciones de Sandwich LM. La empresa fabricó durante el 2019, 19 millones de unidades de sandwichs, wraps, ensaladas, entre otros. De este total, dos terceras partes fueron para las máquinas de vending.

Luego de experimentar una pérdida del 80% de cuota de mercado durante marzo. En septiembre el porcentaje fue de un 40% menos en comparación con el 2019.

¿Cómo ha impactado todo esto en el empleo?

Evidentemente las afectaciones en el negocio del vending también repercuten en el empleo. La empresa Selecta, que es líder en el negocio de máquinas de vending, facturó en el ejercicio pasado más de 120 millones de euros.

En la actualidad se encuentra negociando con los sindicatos un ERE (Expediente de Regulación de Empleo). En este caso para 350 de un total de 1.200 empleados con los que cuenta la empresa.

Lo anterior como consecuencia de la pérdida de entre el 15% y el 25% de su negocio de vending. Por lo que se sabe hasta ahora, la empresa no esta dispuesta a negociar un nuevo ERTE sino hasta finales de enero del próximo año.

Adicionalmente no hay indicios de que haya presentado un plan de jubilaciones. Como resultado, existe la posibilidad de que los trabajadores se vayan a huelga a partir del 13 de octubre de 2020.

Por su parte, la empresa Delika ha acordado un ERTE con sus 315 empleados, lo que implica una reducción de la jornada del 75%. En el caso de Sandwich LM, aquí únicamente 9 de sus 70 empleados se mantienen en suspensión temporal.

En todo el sector la mitad de las empresas de vending han implementado los despidos temporales. Otras más han enviado a casa a sus empleados con vacaciones obligatorias. Alrededor del 43% también han tenido que disminuir la jornada.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.