Crisis migratoria de 2015: economías de la Unión Europea temen que se repita en el 2021

Las dos economías más grandes y el resto de la Unión Europea temen que se repita una crisis migratoria como la de 2015 ante el colapso de Afganistán. Con el conflicto militar en algunas áreas del país y ahora el cambio de régimen, las dos economías más grandes de la UE, Francia y Alemania ya han hablado sobre una posible afluencia de refugiados al bloque.

Los líderes europeos ya han hablado de la necesidad de formular un plan en respuesta a los refugiados de un Afganistán devastado por la guerra, y los expertos dicen que Turquía podría volver a ocupar un lugar destacado en las negociaciones.

La situación se ha deteriorado rápidamente en Afganistán junto con la retirada de las tropas estadounidenses y aliadas. Las escenas caóticas culminaron con algunos afganos que intentaron aferrarse a aviones extranjeros mientras despegaban, en un intento desesperado por huir de los talibanes.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que el país tenía que anticiparse y protegerse contra los principales flujos migratorios irregulares. Además, prometió trabajar en una sólida respuesta que fuera unida y coordinada con otras naciones del continente europeo.

En la vecina Alemania, la retórica ha sido similar. Armin Laschet, el líder de la Unión Demócrata Cristiana y considerado como el que más probablemente reemplazará a la canciller Angela Merkel, dijo que “el 2015 no debería repetirse”.

La UE se enfrentó a una crisis migratoria, es decir de refugiados a gran escala en 2015 y 2016, dado el conflicto en Siria. Más de 1,2 millones de personas solicitaron asilo en 2015 en la UE, según la oficina de estadísticas de la región.

La Unión Europea teme que se repita una crisis migratoria como la de 2015

¿Por qué la migración de afganos a Europa?

Después de que los talibanes se apoderaron de Kabul el 15 de agosto, el gobierno griego se apresuró a declarar que evitaría que los refugiados afganos cruzaran a Europa, por temor a que se repitiera la crisis migratoria europea de 2015-16.

Decenas de miles de refugiados afganos pronto necesitarán encontrar nuevos hogares, y muchos países están cerrando sus puertas de manera preventiva.

Desde la caída de Kabul, las naciones europeas, al igual que Estados Unidos, se han apresurado a evacuar a sus ciudadanos y aliados afganos. Ese esfuerzo se ha mezclado con mensajes contradictorios: un sentido de solidaridad y responsabilidad hacia el pueblo afgano y temores de una crisis migratoria masiva que los expertos advierten que son infundados y potencial forraje para la extrema derecha.

Décadas de guerra crearon una crisis de refugiados afganos mucho antes de que Estados Unidos comenzara a retirar las fuerzas militares. Millones de personas ya habían huido del país o fueron desplazadas dentro de sus fronteras.

Estados Unidos está liderando lo que la Casa Blanca llama uno de los mayores puentes aéreos de la historia mientras los afganos huyen del gobierno de los talibanes. Ese éxodo se convertirá rápidamente en una crisis humanitaria que afectará a Estados Unidos, Europa y partes de Asia y Oriente Medio.

¿Se repetirá la crisis migratoria en países europeos de 2015?

La crisis afgana también encuentra a Europa en un estado económicamente más débil, y la pandemia no ha ayudado mucho. Francia y Alemania tienen elecciones clave. Europa tampoco logró elaborar una política común de migración y asilo. Y la idea de la solidaridad europea todavía choca contra una pared cuando se trata de repartir la carga de refugiados.

La UE desconfiará de que se repita la crisis migratoria de 2015, cuando los refugiados sirios y otros migrantes llegaron a las fronteras europeas. Muchos perdieron la vida intentando cruces peligrosos por mar, pero los acontecimientos también provocaron divisiones dentro del bloque.

Había un grupo de naciones de la UE que estaban más dispuestas a aceptar e integrar a los refugiados que intentaban escapar de la guerra. Otros países, como Hungría, se mostraron más escépticos sobre la prestación de ayuda y refugio.

Carsten Nickel, subdirector de investigación de Teneo, una empresa de consultoría, cree que es probable que vuelva a suceder una división similar. Según los informes, las naciones del sur de Europa, Grecia, Italia, España, Malta y Chipre, solicitaron discutir los posibles impactos de la migración después de los acontecimientos en Afganistán en una reunión a nivel de la UE prevista para el miércoles.

Apalancamiento para Turquía

Una de las partes más importantes de la solución de la UE a la crisis migratoria de 2015 fue la firma de un acuerdo que canalizó 6 mil millones de euros ($ 7,03 mil millones de dólares) a Turquía, que luego proporcionaría refugio, educación y atención médica a los refugiados, frenando así el flujo hacia el resto de Europa.

Shamaila Khan, directora de deuda de mercados emergentes de Alliance Bernstein, dijo a que es probable que Turquía juegue un papel una vez más. Dijo que Turquía no es ajena a la crisis de refugiados, aunque estuvo de acuerdo en que el presidente turco, Recep Erdogan, podría comenzar a tener una influencia significativa sobre los líderes de la UE.

A pesar de la retórica de los políticos de extrema derecha que han convertido la migración en un tema tóxico en Europa, es probable que solo un pequeño y manejable número de afganos llegue a Europa, dicen los expertos. La mayoría probablemente se quedará en la región de Asia Central y Medio Oriente, añaden, y es poco probable que se repitan los movimientos y la crisis migratoria masiva presenciada en 2015 y 2016.

“El tipo de temas que generan miedo de los últimos días no está justificado, y la comparación con 2015 y 2016 es engañosa”, dice el Sr. Neidhard. «Hay diferencias significativas». La Unión Europea ha pasado los últimos años construyendo asociaciones sólidas, especialmente con Turquía, para prevenir la migración irregular, señala.

La crisis migratoria de siria fue el punto focal, pero los movimientos de población de 2015-16 fueron producto de la inestabilidad en la región de Medio Oriente y África del Norte, no solo en un país. Desde entonces, Europa ha reforzado enormemente sus fronteras y ahora cuenta con una sólida agencia de guardacostas y fronteras, Frontex.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.