Gastos del teletrabajo: cómo se reparten los costes

Actualmente se discute la futura Ley del Teletrabajo en España. Evidentemente uno de los puntos que más han ocasionado polémica tiene que ver con los gastos del teletrabajo. Es decir, ¿cómo se reparten los costes? ¿qué es lo que paga la empresa, y qué debe pagar el trabajador?

Debido a las medidas de confinamiento y distanciamiento social. El teletrabajo se ha vuelto algo obligatorio en muchas industrias. De hecho, se estima que poco más del 16% del total de ocupados. Es decir, más de 3 millones de empleados, han trabajado desde casa.

¿Quién debe asumir los gastos del teletrabajo?

Sin embargo, el trabajo a distancia no ha sido igual para todos los ocupados. Ahora mismo hay sindicatos que están denunciando extenuantes jornadas laborales. En algunos casos incluso horas extras sin compensar o abonar al trabajador.

Adicionalmente, gran parte de quienes trabajan desde casa, han tenido que solventar los gastos que se derivan de su actividad. Incluso, han desempeñado su trabajo utilizando sus propios equipos. Todo ello debido a que las empresas no les proporcionan el material adecuado.

Lo cierto es que nadie esperaba que el teletrabajo se volviera algo indispensable para las empresas. Por ello, tanto el Gobierno, como los sindicatos, intentan darle forma a la Ley de Teletrabajo.

Principalmente para que las empresas asuman los gastos del teletrabajo. Al menos aquellos costes inherentes a dicha actividad.

¿Qué contempla la nueva Ley de Teletrabajo?

De entrada se prevé que la futura Ley de Teletrabajo incorpore instrumentos de compensación de gastos. Esto es para todos aquellos empleados que desempeñen su actividad laboral a distancia y en modalidad no ocasional.

¿Qué con los costes del teletrabajo?

En otras palabras, que a los ocupados que trabajen desde casa de forma regular. Se les compensen los gastos que deriven de dicha actividad. La normativa también contempla que el teletrabajo deberá ser algo voluntario.

Por lo tanto, no podrá ser impuesto a través de ninguna vía. Lo anterior aplica tanto para la empresa, como para el propio trabajador. A pesar de ello, la nueva Ley de Teletrabajo especificará situaciones por las que algunos trabajadores podrán trabajar a distancia en función de determinadas circunstancias.

Las empresas deben proporcionar todos los medios para el teletrabajo

En base a lo anterior se establece que las empresas estarán obligadas a proporcionar. Todo el equipo y material necesario para el desarrollo de la actividad laboral desde casa. Adicionalmente, el trabajador a distancia tendrá el derecho a ser compensado por cualquier gasto en el que incurra.

Ya sea que se trate de un gasto directo o indirecto, y que este relacionado con el desempeño de su trabajo online. Sin embargo, en la nueva ley no se contempla un método de cálculo fijo o estándar para los trabajadores.

En otras palabras, la forma de cuantificar la compensación deberá pactarse a través del acuerdo individual de teletrabajo. De lo contrario, la cuantificación se hará de acuerdo a lo establecido en el convenio colectivo.

¿Qué gastos del teletrabajo debe pagar la empresa y cuáles el trabajador?

Lo más conveniente para ambas partes sería establecer una cantidad mensual o anual fija. De esta manera, los trabajadores no tendrían que estar facturando a la empresa constantemente. Si al final del año, el trabajador considera que ha gastado más de lo establecido, entonces deberá demostrarlo.

Lo cierto es que trabajar desde casa no debe duplicar los costes. De alguna manera debe compensarse, partiendo del hecho de que el trabajo a distancia es algo voluntario.

Por otra parte, hay sindicatos que están pidiendo un servicio de limpieza a domicilio para los trabajadores online. Esto es algo que no parece tener mucho sentido, como si lo tiene la factura de Internet. Que evidentemente debería pagar la empresa.

Y si bien la lista de materiales y equipos necesarios para el desarrollo del teletrabajo es extensa. No significa que las empresas deban asumir el 100% de los costes para todos sus empleados.

Es decir, si el teletrabajo no involucra realizar llamadas. La empresa no debe pagar por la factura del teléfono. Igualmente, si una actividad laboral implica gastos de desplazamiento. La empresa solo se hará cargo de la parte proporcional.

También hay que tener en cuenta los gastos añadidos. Es decir, los gastos asumidos por los trabajadores, como los relacionados con los equipos informáticos. Además, el teletrabajo también implica un uso más prolongado de la calefacción y climatización. Todo lo cual incrementa ciertas facturas.

¿Qué podemos esperar?

En realidad, el tamaño de cada empresa será lo que determine la forma en que se calcule la compensación de gastos. También el que las empresas se hagan cargo de los costes relacionados con la implementación del teletrabajo.

Ciertos costes como la factura de Internet, calefacción, agua, electricidad, se mantendrán. Sin embargo, otros gastos se verán reducidos, tal es el caso de la parte variable del consumo de luz y agua. Incluso el pago de activos tangibles.

Se espera que las horas de la jornada laboral a distancia y presencial. También se utilicen para realizar el cálculo de la compensación de gastos.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información.
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.